Gigabyte A5 K1-AES1130SD. Portátil con AMD Ryzen 5 5600H y nVidia RTX 3060 por menos de 900 euros

Gigabyte A5 K1-AES1130SD
En PcComponentes tienen estos días muy buenas ofertas en portátiles gaming de la marca Gigabyte, entre las que encontramos la del Gigabyte A5 K1-AES1130SD con un precio de 889 euros. En la siguiente entrada vamos a analizar las características principales de este equipo de 15,6" que se caracteriza por venir con el procesador AMD Ryzen 5 5600H y la tarjeta gráfica nVidia RTX 3060 de 130 W.


Especificaciones

    Procesador: AMD Ryzen 5 5600H (6x3,3 GHz / 16 MB caché L3).
    Pantalla / Resolución: 15,6" mate IPS 144 Hz / 1920x1080 píxeles.
    RAM / HDD: 16 GB RAM DDR4 / 512 GB SSD NVMe.
    Tarjeta gráfica: nVidia RTX 3060 con 6 GB GDDR6 (Máx. 130 W).
    Dimensiones / Peso: 361x258x25,3 a 34,4 mm / 2,12 kg.
    Otras especificaciones: Sin sistema operativo, batería 48,96 Wh, 1xHDMI 2.0, 1xMini DisplayPort 1.4, 1xUSB 3.1 Type-C (compatible con DisplayPort 1.4), 1xUSB 3.1 Type-A, 1xUSB 3.0 Type-A, 1xUSB 2.0 Type-A, Wifi AX Dual-Band, Bluetooth 5.2, Webcam HD, teclado retroiluminado.

Análisis / Review / Opinión

Los portátiles de la serie Gigabyte A5 K1 se engloban dentro de la gama media de modelos gaming de 15,6" de este fabricante taiwanés, una serie que rivaliza con la HP Omen 15 o la Lenovo Legion 5.

Como se ha indicado en la introducción de esta entrada, el Gigabyte A5 K1-AES1130SD cuenta con el AMD Ryzen 5 5600H, un procesador de la gama media-alta de los AMD Cezanne, cuyo consumo máximo marcado es de 45 W. El AMD Ryzen 5 5600H dispone de 6 núcleos reales y 12 hilos lógicos, cuenta con un total de 19 MB de memoria (L2 + L3) y ofrece una frecuencia máxima que varía entre 3,3 y 4,2 GHz en cada uno de los núcleos, debido a la tecnología AMD Precision Boost. El rendimiento de este procesador está al nivel de los Intel Core i5-11400H, por lo que será adecuado para usuarios que quieran trabajar con un nivel de exigencia medio-alto, como usuarios semiprofesionales que quieran realizar trabajos de edición de vídeo, CAD 3D o cálculos estructurales.

El Gigabyte A5 K1-AES1130SD opta por la tarjeta gráfica dedicada de gama alta nVidia RTX 3060 de 6 GB de memoria GDDR6 en su versión más avanzada, la que tiene un consumo máximo de 130 W. Esta gráfica está pensada para jugar de forma fluida a títulos actuales con detalles ultra y una resolución de 1080p. En la pantalla nos encontramos con un panel IPS de resolución 1920x1080 píxeles, 144 Hz de frecuencia nativa de refresco y acabado mate, aunque no se ha podido determinar los niveles de brillo y de reproducción del color. Podremos sacar la señal de vídeo a varias pantallas usando la salida HDMI 2.0, la Mini DisplayPort 1.4 y/o el puerto USB 3.1 Type-C que es compatible con la tecnología DisplayPort 1.4.

Como unidad de almacenamiento viene de serie con un SSD NVMe de 512 GB, quedando libres en el interior del portátil un hueco para poner un SSD o un HDD SATA de 2,5" y 7 mmm u otro SSD M.2 2280. De fábrica sale con 16 GB de memoria RAM DDR4 a 3200 MHz en dos módulos de 8 GB cada uno. Este portátil NO lleva Windows instalado, por lo que tendremos que comprar una licencia por nuestra cuenta si lo necesitamos. En el apartado de la conectividad se echa en falta un puerto compatible con la tecnología Thunderbolt o una ranura para tarjetas de memoria. Sí que contaremos con un puerto USB 3.1 Type-C, tres USB de tamaño normal (uno 3.1, uno 3.0 y otro 2.0), un puerto de red Gigabit o un chip inalámbrico Wifi AX de doble banda con Bluetooth 5.2. Sobre la pantalla está la cámara para conferencias, capaz de emitir con una resolución de 720p.

Este portátil tiene un peso en la media de los portátiles gaming económicos actuales pero su grosor es superior, con hasta 34,4 milímetros en la parte trasera. En la construcción de la carcasa se emplea plástico de color negro. El sistema de refrigeración está formado por dos ventiladores y tiene las salidas de aire en los laterales, consiguiendo unas temperaturas de funcionamiento adecuadas a la hora de trabajar o de jugar. En el teclado contaremos con un apartado numérico en el lado derecho y retroiluminación en una única zona a escoger entre 15 colores. Los altavoces están en la base del equipo y tienen una potencia de 2 W cada uno. Gracias a la batería integrada de 48 Wh de capacidad podremos llegar a las 6 horas de uso poxo exigente con el brillo de la pantalla reducido.

En resumen, el Gigabyte A5 K1-AES1130SD con un precio puntual de 889 euros será una excelente elección para aquellos usuarios que están buscando un portátil en este rango de precios para jugar con la mayor potencia posible y valoren una conectividad amplia o posibilidades para ampliar RAM y almacenamiento en un futuro.

Vídeo demostración de la serie Gigabyte A5 K1 (configuración diferente):

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS

(Aparecerán en la web y posteriormente se contestarán en menos de 24 horas)

Publicar un comentario

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS

(Aparecerán en la web y posteriormente se contestarán en menos de 24 horas)

Escribe un comentario (0)

Artículo Anterior Artículo Siguiente