Gigabyte G5 KD-52ES123SD. Portátil gaming con nVidia RTX 3060 de menos de 900 euros

Gigabyte G5 KD-52ES123SD
En PcComponentes tienen en oferta uno de los mejores portátiles gaming que encontramos actualmente en el mercado en base a su relación entre potencia y precio, se trata del Gigabyte G5 KD-52ES123SD que se puede adquirir de forma puntual por 869 euros. En la siguiente entrada vamos a analizar este modelo de 15,6" que cuenta con el procesador Intel Core i5-11400H y la gráfica nVidia RTX 3060 o que dispone una amplia conectividad.


Especificaciones

    Procesador: Intel Core i5-11400H (6x2,7 GHz / 12 MB caché L3).
    Pantalla / Resolución: 15,6" mate IPS 144 Hz / 1920x1080 píxeles.
    RAM / HDD: 16 GB RAM DDR4 / 512 GB SSD NVMe.
    Tarjeta gráfica: nVidia RTX 3060 con 6 GB GDDR6 (Máx. 105 W).
    Dimensiones / Peso: 361x258x25,9 a 31,8 mm / 2,18 kg.
    Otras especificaciones: Sin sistema operativo, batería 48,96 Wh, 1xHDMI 2.0, 1xMini DisplayPort 1.2, 1xUSB 3.1 Type-C (compatible con DisplayPort 1.4), 1xUSB 3.1 Type-A, 1xUSB 3.0 Type-A, 1xUSB 2.0 Type-A, Wifi AX Dual-Band, Bluetooth 5.2, Webcam HD, lector tarjetas SD, teclado retroiluminado.

Análisis / Review / Opinión

Los portátiles de la serie Gigabyte G5 se engloban dentro de la gama media de modelos gaming de 15,6" de este fabricante taiwanés. La nomenclatura KD nos indica que estamos ante un modelo con la nVidia RTX 3060.

El procesador del Gigabyte G5 KD-52ES123SD es el conocido Intel Core i5-11400H, de la gama media-alta de la familia Intel Tiger Lake, cuyo TDP es de 45 W. Este procesador dispone de 6 núcleos reales, viene con 12 hilos lógicos (HyperThreading), integra 12 MB de memoria caché L3 más 7,5 MB de caché L2 y ofrece una frecuencia máxima que varía entre 2,7 GHz y 4,5 GHz por núcleo, siempre y cuando la tecnología Turbo Boost de Intel lo permita. Este procesador se comporta de forma similar al AMD Ryzen 5 5600H, siendo adecuado para usuarios que quieran trabajar con un nivel de exigencia elevado, como usuarios semiprofesionales que quieran hacer trabajos de edición de vídeo, diseño gráfico o CAD a nivel universitario. Además, permitirá sacar el máximo partido a la gráfica usada.

El componente más destacado de este portátil es su tarjeta gráfica, es decir, la nVidia RTX 3060 con 6 GB de memoria GDDR6 y un consumo máximo de 105 W. Esta tarjeta gráfica compite dentro de la gama alta actual y nos permitirá jugar con detalles ultra a 1080p a todos los juegos actuales por encima de los 30 fps, pudiendo subir la resolución si jugamos en pantallas externas en muchos juegos sin perder esta tasa. En la pantalla se opta por un panel IPS de resolución FullHD y 144 Hz de frecuencia de refresco. Este panel consigue reproducir un 45% del espacio de color NTSC y un brillo máximo de unos 250 nits. En caso de querer conectar una pantalla externa podremos usar la salida HDMI 2.0, la Mini DisplayPort 1.2 y el puerto USB Type-C, que es compatible con la tecnología DisplayPort 1.4.

Para guardar nuestros datos contaremos con una unidad SSD NVMe de 512 GB. En el interior del portátil encontraremos espacio para poner otro SSD M.2 o un HDD o SSD SATA de 2,5". Los 16 GB de memoria RAM DDR4 a 3200 MHz vienen en dos módulos de 8 GB cada uno, aunque estos dos zócalos llegan a soportar hasta 64 GB. Este Gigabyte G5 KD-52ES123SD no lleva Windows instalado de serie, por lo que tendremos que adquirir una licencia en caso de necesitar este sistema operativo de Microsoft. La conectividad de este portátil es muy amplia, pues cuenta con un puerto USB 3.1 Type-C, tres puertos USB TypeA (un USB 3.1, un USB 3.0 y un USB 2.0), un puerto de red Gigabit, un lector de tarjetas de memoria SD o un chip inalámbrico Wifi AX de doble banda compatible con Bluetooth 5.2. En el marco superior de la pantalla está la cámara para conferencias, cuya resolución es de 720p.

El Gigabyte G5 KD-52ES123SD tiene un grosor superior a la media de portátiles gaming actuales de 15,6", aunque su peso rondaría la media. En la construcción de la carcasa se emplea plástico de color negro. En el interior hay dos ventiladores que ayudarán a disipar el calor generado por los componentes internos, aunque si se va a jugar de manera intensiva durante mucho tiempo, sería recomendable usarlo sobre una base de refrigeración. En el teclado nos encontramos con un apartado numérico en el lado derecho y retroiluminación en 15 colores. El sistema de sonido integrado está formado por dos altavoces que tienen una potencia de 2 W cada uno y se posicionan en la base inferior del equipo. La batería está integrada, tiene una capacidad de 48,96 Wh y es suficiente como para llegar a las 4 horas de uso muy poco exigente del portátil con el brillo de pantalla reducido.

Concluyendo, el Gigabyte G5 KD-52ES123SD en oferta por 869 euros será una excelente elección para aquellos usuarios que estén buscando el portátil para jugar el mayor rendimiento posible por menos de 900 euros o que valoren una buena conectividad o ciertas posibilidades de expansión.

Vídeo review de la serie Gigabyte G5 KD (configuración interna diferente):

2 Comentarios

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS

(Aparecerán en la web y posteriormente se contestarán en menos de 24 horas)

  1. Hola. ¿Vale la pena adquirir este portátil para usarlo el 80% del tiempo como sobremesa conectándole un teclado y un monitor externo ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo usos que le vas a dar están acordes con los descritos en la entrada, sí que se puede usar tranquilamente como sustituto de un sobremesa. Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS

(Aparecerán en la web y posteriormente se contestarán en menos de 24 horas)

Escribe un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente